_fernando casiella

diseño-hábitat

 

Un paseo entre fachadas emblemáticas capturado en una mesa de diseño. Lo que comenzó siendo un hobby para Fernando Castiella, al frente de su propia empresa de decoración desde finales de los noventa, acabo convirtiéndose en un reclamo en el que funcionalidad y mucha estética cobran vida en forma de mesas singulares con acabados inusuales.

“Hace dos o tres años hice una mesa para que pudiera usarse sin manteles ni protectores para mi cocina. Entonces distintos amigos empezaron a hacerme encargos, desde entonces he hecho muchas, pero no he hecho dos mesas iguales…”

Maderas, microcementos y un uso de técnicas de soldado y creación de estructuras que, además de utilizarse para rehabilitar fachadas de tipo decorativo, pueden dar como resultado originales mesas. Así es como el proyecto que Fernando Castiella comenzó haciendo para amigos acabó contando con múltiples encargos.

Al frente en Fernando Castiella decoración desde 1997, el nuevo proyecto del creador son estas mesas únicas. Acabadas en barnices especiales, además de tener una estética propia responden a un objetivo claro y sencillo: ser funcionales, y poder ser parte de un uso cotidiano sin que el paso del tiempo las deteriore.

¿La clave? El uso del microcemento, una materia tan maleable y con tantas posibilidades como ideas e inspiraciones existen, en las que Fernando Castiella parte de una base común para dotar de estructura para finalizar sus mesas con acabados en diferentes colores, tallas o formas.