_eduardo navarrete

moda

 

Irreverente, soñador, diseñador, emprendedor, vedette y una explosión de creatividad en continua expansión. Para Eduardo Navarrete la moda es de todos y no solo ha de estar hecha para vestir, sino ser un viaje en el que divertirse. Convirtiéndose en uno de los pioneros en usar técnicas de estampación digital en España, debuta con su colección “Demencia es nombre de mujer”.

Escanear una prenda interactiva, hacer volver al escenario a la mítica artista del destape Rosa Valenty, vestir a la Terremoto de Alcorcón para los Goya o contar con el aplauso de Alejandro Amenábar son algunas de las cosas que solo Eduardo Navarrete es capaz de hacer. Y es que, como él mismo defiende, ha venido aquí a hacer lo que le da la gana, y nunca eso ha seducido más a la moda.

Eduardo Navarrete (Bigastro, Alicante, 1994) se dio a conocer en el talent show Maestros de la Costura (Televisión Española) tras graduarse en diseño de moda por la IDEP Barcelona. Tras destacar en el programa televisivo por su carácter y originalidad y tras esta acogida, funda su propia firma de moda, que en tan solo tres años se expande generando puntos de venta y creando una sólida red empresarial.

Desmarcado de los desfiles convencionales y con puestas en escena que seducen al público y la prensa apoyado por todo tipo de celebrities, Navarrete se convierte en un defensor de la moda “Made in Spain”, el “Slow fashion” y el diseño de autor, desafiando los códigos establecidos y reconectando con el origen de la moda: el de emocionar.

Del lujo y la ostentación en “Demencia” a las raíces de la cultura africana en “Ukumavu”, las frenéticas y eternas noches de las Vegas en “Casino Navarrete” o los orígenes del teatro ambulante en “Teatro Chino”, las colecciones de Eduardo Navarrete desbordan creatividad y demuestran la versatilidad y el universo creativo del diseñador.

Ropa de mujer, hombre y niño, colecciones de baño y también atemporales donde los tejidos nobles, las últimas técnicas de diseño, la impresión digital y la moda solidaria perfilan la moda de Eduardo Navarrete, que destina una parte de los beneficios de cada una de sus colecciones a una ONG diferente.